Me declaro Corpsumer.- Y sé a ciencia cierta que es una declaración arriesgada, de la cual es muy probable me arrepienta ( ya no el año que viene) sino probablemente mañana por la mañana. Con todo, no me voy a amilanar y continuaré  explicandolo detenidamente. Un Corpsumer no es un fan enloquecido de Walking Dead, el cual tras una exposición intensiva a la última temporada ha desayuando a sus colegas de trabajo y a sus compañeros de piso.

Corpsumer- es un activista de una marca el cual opina y piensa que las acciones de una compañia son tan importantes como sus productos. Un estudio de  MWWPR, revela que más de un tercio de la población de USA entre 18 a 80 años es corpsumer y yo también debo reconocer que soy uno de ellos.

Puedo hablar con pasión o detestar hasta la saciedad cualquier marca por cool, trend o buen vibre que pueda tener. Sin duda, muchos de mis amigos y colegas me miran con horror cuando echo pestes de Uber. Sí, habeís leído bien, de Uber. Lo que muy pocos saben, es el motivo. Mi rechazo no es instintivo, se debe a las politicas que esta marca implanta. Con tan solo una búsqueda en la red, podreís encontrar toneladas de información sobre lo que estoy hablando.

Como Corpsumer, la comunicación públicitaria tradicional no me impacta y desarrollo una afiliación o rechazo basado en las acciones que la compañias desarrollan. Si el resultado es positivo intento convencer a través de la antiguamente llamada evangelización y ahora renovadamente denominada “Brand Advocacy” a todos aquellas almas cándidas que se cruzan en mi camino. Dentro de mi cabeza aparece un mantra (lo siento, si es un poco ochentero) que me susurra …. “ I want to belive”. Las Marcas no solo deben parecerlo, sino también serlo.

Ver más : http://www.mww.com/corpsumerreport/

 

 

 

Leave a reply